Barco Hundido

Entre los barcos puedes encontrar desde aquellos que fueron naufragios reales hasta los que fueron hundidos a propósito para crear arrecifes artificiales. El cañonero C50 es un ejemplo de estos últimos. Hundido en el 2001 con el objetivo de reestablecer el sistema arrecifal dañado por la actividad humana, este cañonero se ha convertido en un centro de atracción de peces ayudando a mitigar la explotación de los arrecifes naturales aledaños. Para la vida marina toma sólo unos pocos años comenzar a adueñarse de las estructuras y hacerlas propias hasta convertirlas en el hogar de peces, esponjas, erizos, moluscos y por supuesto corales. Una experiencia diferente tanto si ya tienes experiencia como si eres principiante. Una que ayuda a reconectarte con lo natural, vivir momentos diferentes y relajarte en uno de los Estados más hermosos del país.